fbpx

¡ENVÍOS GRATIS A PENÍNSULA A PARTIR DE 100 EUROS! 

¡Consúltanos vía Whatsapp! +34 605 01 58 93

a
  >  Sin categoría   >  PSICOMOTRICIDAD FINA Y LIBROS SENSORIALES

PSICOMOTRICIDAD FINA Y LIBROS SENSORIALES

¡Muy buenas a todos!

Ya estamos otra vez por aquí. Esta vez para ampliaros información acerca de la psicomotricidad fina y los libros sensoriales.

👉¿Qué se trabaja en cada etapa del desarrollo del bebé?

👉¿Qué son los libros sensoriales o Quiet books?

👉¿En qué nos pueden ayudar o qué nos aportan?

Quédate leyendo hasta el final y descubrirás todo un mundo de sensaciones y recursos para estimular las habilidades naturales de tu peque a través del juego.🧩️🧸️

ETAPAS Y DESARROLLO PSICOMOTRIZ DEL BEBÉ

El primer año de nuestros peques, es especialmente emocionante, ya que los cambios físicos son brutales. De tener un bebé peloncito en muchos casos, (yo eso me lo salté porque tuve dos leonas jejeje) a tener el pelito más largo y volverte loco con los kikis, aparecen los primeros dientes, un buen día te giras y los ves ahí de pie, agarrados a lo primero que pillan y es entonces cuando te escurres en tu propia baba sin darte apenas ni cuenta. De ahí a la emoción de sus primeros pasitos hay un suspiro, pero no solo son los cambios físicos, si no también en su evolución motórica, cognitiva y del lenguaje: el volteo, el gateo, el empezar a coger cosas y hacer pinza, descubrirse pies, manos y el cuerpo entero, es investigar a través de la boca TODO, se coma o no se coma . También lo tierno y lo emocional de las primeras miradas, caricias, las primeras palabras, algo que, sin duda, JAMÁS vamos a olvidar. Ese olor…mmm, ese olor que te conecta con tu cachorro en lo más profundo y que alguien debería de poder embotellarlo para siempre.

Como veréis es una etapa maravillosa a todos los niveles, pero no hay que engañarse, porque suele ser la más dura, en cuanto a cuidados, dudas, horas de sueño y exigencia. Hay de todo, a menudo solemos decir que estamos en una montaña rusa de emociones. A veces se juntan las hormonas del puerperio, con un bebé de alta demanda y hasta que conseguimos un equilibrio, son momentos de adaptación al cambio. Pero todo es pasajero, y por supuesto que merece la pena al 100%, basta una sonrisa, una mirada o un abrazo con ese olorcito y se te quitan todos lo males. Las ojeras no, pero lo males sí, jajaja.

Bien, dicho todo esto, cada bebé y cada niño es un mundo, hay que respetar siempre sus ritmos e intereses, orientarlos y facilitarles siempre un entorno óptimo para su correcto y sano desarrollo, la curiosidad ya la ponen ellos. Estos datos son orientativos, vamos a ir un poco más allá en los cambios más destacados de cada etapa.

ETAPA de 0 – 6 MESES

  • Levantan la cabeza. Primero algunos por algunos segundos, después de forma más prolongada y por supuesto cada vez con más fuerza en el cuello.
  • Se voltean.
  • Al no existir aún el lenguaje verbal, se comunican a través del llanto. A medida que avanzamos dentro de esta misma etapa aparece el balbuceo.
  • Empiezan a prepararse para el gateo, reptando, arrastrando el culete, etc. Alrededor de los 6 meses el bebé será capaz de estar boca abajo apoyado sobre sus codos o manos, con su cabeza erguida y manipulando un objeto con una mano.
  • Los primeros días no ven con nitidez, te reconocen por la voz y el olor. Después son capaces de atender a estímulos visuales y sonoros.
  • Dependencia absoluta en sus personas de apego: Padre/Madre.

ETAPA DE 6 -12 MESES

  • Empieza el gateo en todo su esplendor. A medida que avanza la etapa el bebé es capaz de ponerse de pie a ratitos cortos y dar algún él solo.
  • Sobre los 8 meses comienzan a sentarse solitos con la espalda recta.
  • Sobre los 8-9 meses empiezan a coger objetos usando movimientos más especializados y sobre los 10 suelen ser capaces de agarrar en pinza.
  • Aumenta su curiosidad de forma exponencial y con ella la observación y la independencia.
  • Sobre el año comienzan a mostrar mucho interés en meter y sacar objetos (continente-contenido)
  • En esta etapa empiezan a desarrollar todas sus habilidades sensoriales muy relacionadas con la psicomotricidad fina, ya son capaces de desplazarse gateando hasta el objeto que les interesa, calcular la distancia y el tamaño y para poner su brazo justo encima. Lo que se llama coordinación óculo -manual u ojo-mano-boca.
  • Algunos bebés muestran apego con algún muñeco u objeto (tipo mantita, dou-dou, chupete, etc.)
  • Empieza a desarrollarse la etapa verbal. Comienzan a pronunciar sus primeras palabras sencillas: papá, mamá, pan, etc.
  • También muestran un mayor interés por interactuar con otros niños.
  • Sonríen con facilidad.

ETAPA 12 A 24 MESES

  • Comienzan a caminar y a subir y bajar escalones.
  • Comienzan a asociar imágenes con las historias de los cuentos.
  • Distinguen mucho mejor las texturas.
  • Empiezan a coger y a lanzar objetos.
  • Van perfeccionando sus movimientos.
  • Se interesan mucho más y tienen cada vez mayor permanencia en el juego o al contarles un cuento.
  • Más hacia los 2 años,  comienzan las rabietas. Es un gran momento para empezar a trabajar las emociones, a ponerles nombre cada vez que ocurren y a explicarles que es lo que sienten.
  • Pronuncian palabras cortas y comienzan a unirlas.
  • Muestran más interés en el juego hacia iguales y van soltando un poco a sus figuras de apego.

DE 24 A 36 MESES

  • Comienzan a entender mejor los conceptos arriba/abajo, fuera/dentro, lleno/vacío, grande/ pequeño.
  • Su lenguaje comienza a ser más sofisticado y pronuncian frases con mucha más soltura, aunque a veces no entiendan muy bien el significado, comienzan a imitar cada vez mejor a los adultos.
  • Comienzan a dar señales de control de esfínteres (a veces hay regresiones, hay que tener paciencia y mucho respeto).
  • Les encanta verse y reconocerse en fotos.
  • Empiezan a imitar trazos sencillos y muchos comienzan a interesarse por la lecto-escritura.
  • Ya con esta edad se adentran en el: YO SOLITO. Ya comienzan a ponerse alguna prenda de ropa, a ponerse y quitarse los zapatos o botas siempre que tengan fácil cierre, tipo velcro.
  • Aquí llega la etapa del ¿Por qué?
  • Se empieza a disparar el juego simbólico y les suelen interesar los juegos sencillos tipo puzles de 2 piezas, construcciones, etc.

ETAPA DE LOS 4 AÑOS

  • Pueden decir su nombre y apellido.
  • Pueden nombrar algunos colores.
  • Empiezan a entender mejor el concepto del espacio-tiempo.
  • A menudo suelen interesarse en negociar y alternan comportamientos de colaborativo a exigente.
  • Hilan frases de entre 5-6 palabras y se expresan con una mayor claridad.
  • Se quedan con partes más amplias de los cuentos e historias y son capaces de reproducirlas.
  • Les gusta tener alguna responsabilidad: ayudar a poner la mesa, pasarte ingredientes en la cocina, vestirse solos, etc. Eso les hace sentir que son uno más de la familia y que es igual de importante que el resto.
  • Puede armar puzles más complejos de 3 a 4 años pueden ser de entre 12 y 22 piezas y de 4 a 5 años de 22 a 48 piezas.

LOS LIBROS SENSORIALES, ¿QUÉ SON Y QUÉ APORTAN?

Los libros sensoriales de fieltro o de fieltro y tela, también llamados Quiet Book, lo que nos aportan es aprendizaje a través del juego, siempre respetando ritmos.

Con este tipo de material sensorial pueden trabajar diferentes conceptos de lo más variado y muchas de sus habilidades naturales, tales como:

  • Psicomotricidad fina (al tener que hacer pinza para poner y quitar cosas, abrochar y desabrochar, abrir y cerrar botones a presión y otros elementos: cremalleras, botones normales, deslizar abalorios de madera, pompones, diferentes texturas de distintas telas, etc.)
  • Mejoran la coordinación óculo-manual.
  • Trabajan el espacio-tiempo.
  • Colores
  • Números y conteo
  • Formas geométricas
  • Secuencias
  • Fomenta el juego simbólico
  • Trabajan la memoria.
  • Razonamiento espacial.
  • Clasificación, (discriminación por tamaño, forma o color)
  • Lógica matemática
  • Estrategia
  • Concentración
  • Atención
  • Días de la semana, meses, estaciones, …
  • Conceptos de día/noche, frío/calor, dentro/fuera, etc.
  • Autocontrol, observación y reflexión
  • Mejoran su autoestima y motivación al ver que cada vez consiguen mejorar un poquito más.
  • Trabajan la capacidad de frustración.
  • Y fomenta el juego en  familia💜

Ayuda a los más peques con o sin necesidades especiales, pero también ayuda a personas con Alzheimer a ejercitar la memoria o con problemas de artrosis y artritis para que no pierdan tono muscular en las manos y sigan teniendo una buena psicomotricidad fina que se va perdiendo con los años.

Incluso son una herramienta de trabajo excelente para ir detectando posibles retrasos madurativos en los niños.

Son una gran opción para desconectar un poco de lo tecnológico y sacar el tan valioso juego simbólico que tanto necesitamos y todos llevamos dentro.

Tenía muchas ganas de explicaros esta parte del proyecto, pues muchas veces solo se ve un juguete y no se ve todo el trabajo que hay detrás y todas sus posibilidades. Además, están hechos 100% a mano y dependiendo de lo que se quiera trabajar se puede coger una actividad u otra para personalizarlo. Después, se convierte en un recuerdo único y exclusivo para toda la vida, una pieza que alguien encargó con amor y que otra se encargó de crear con todo el mimo y cariño.

Hasta la próxima.

Alt en la imagen aparece un bebé manipulando un libro sensorial de fieltro.
conócenos: www.conhilodeluna.com

×